Pandemia y “rentrée” literaria 2020 en Francia

Pasadas las vacaciones de verano el hemisferio norte, empieza en Europa la temporada de edición de las novedades literarias del año. Un período que en Francia se conoce como la “rentrée littéraire”, y que coincide con la “rentrée” o regreso al año escolar.

Este año sin embargo es particular, tanto para la escuela (que podrá volver solo con precisos protocolos para combatir el Covid-19) como para la literatura. En 2020, en efecto, la oferta de óperas primas en novelas, así como de novelas extranjeras, será muy inferior a la habitual.

Entre mediados de agosto y octubre 2020 -el período de la “rentrée”- se editarán 511 nuevas novelas y colecciones de nouvelles o relatos, según publicó Livres-Hebdo. Se trata del menor número desde 1999. El año pasado eran 524 (-2,5%), lo que marca el tercer año de baja consecutiva.

La cantidad de novelas francesas, por su parte, pasa de 336 a 366 títulos. Las primeras novelas pasan de 82 el año pasado a 65 este año, 37 de ellas obra de mujeres. Con 145 títulos, frente a 188 el año pasado (-22,9%), la literatura extranjera sigue disminuyendo su participación.

Este año, la “rentrée” tendrá autores como Muriel Barbery, Emmanuel Carrère y Amélie Nothomb. Entre las traducciones, se publicarán en francés obras de Salman Rushdie, Jon Kalman Stefansson y Joyce Carol Oates.

Este año los lanzamientos editoriales del fin del verano-otoño se producen en un contexto particular, debido a las consecuencias de la cuarentena por el coronavirus. Las editoriales con un volumen de negocios entre los 100.000 y los diez millones de euros pueden postular a un fondo de cinco millones de euros; desde el comienzo de la crisis sanitaria, el Estado francés movilizó más de 230 millones de euros. El 2 de julio pasado, los diputados votaron líneas de crédito de 50 millones de euros para la “misión Cultura”, que engloba a todos los sectores.

El pasado mayo un grupo de 600 editores, autores y libreros había pedido al presidente, Emmanuel Macron, “salvar” el sector del libro, ya que el cierre total de las librerías había causado pérdidas superiores al 80% a las editoriales.

Sin embargo voces de la industria alertan que, pese a que las intenciones eran publicar menos libros para defender las nuevas publicaciones (y con ellas el trabajo de los libreros) la disminución no es muy significativa.

Clément Ribes, director de Christian Bourgois, explicó sus razones a la prensa francesa: “La programación de la rentrée littéraire se construye con un año y medio o dos de anticipación, sobre todo en literatura extranjera. Toda postergación de un título provoca una reacción en cadena, que hará postergar también los siguientes. La cuestión es cómo organizar las cosas para que las programaciones de 2021 y 2022 no sean demasiado asfixiantes para los libreros”. En su caso, de las cinco novedades previstas finalmente aparecerán tres. No es el caso de Stock, que publicará todo lo previsto y considera que la oferta cultural de la temporada estará concentrada en los libros, relegando al teatro y el cine.

Algunas de las novedades 2020:

Amélie Nothomb, Les aérostats, Albin Michel

Yasmina Khadra, Le sel de tous les oublis, Julliard

Lola Lafon, Chavirer, Actes Sud

Serge Joncour, Nature Humaine, Flammarion

Eric Reinhardt, Comédies françaises, Gallimard

Emmanuel Carrère, Yoga, POL

Feria del Libro y Coronavirus

Buenos Aires, 10 de marzo de 2020: Ante la situación sanitaria internacional y su repercusión y casos en la Argentina, la Fundación El Libro, organizadora de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, informa que las tareas y gestiones por la realización de la misma continúan sin novedad.

De todos modos, frente a la responsabilidad –tanto económica como social– que implica poner en pie el mayor acontecimiento cultural de Latinoamérica, mantiene una línea de consulta con las autoridades competentes y permanece atenta a las novedades o disposiciones que pudieran producirse.

La Fundación El Libro es consciente de la responsabilidad que en toda circunstancia tiene con el público asistente y con los equipos de trabajo propios y de terceros involucrados. Es su prioridad, demostrada en décadas de ferias y otras acciones desarrolladas.

A la vez recuerda que la Feria no solo es un acontecimiento mayúsculo de la cultura y la promoción del libro, de gravitación clave en su industria, sino que también posee una dimensión económica significativa para la Ciudad de Buenos Aires y el país, al constituir una fuente de trabajo para miles de personas y una oportunidad para empresas de variados rubros (construcción, seguridad, higiene, hotelería, gastronomía, transporte, etc.).

La 46° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, con La Habana como Ciudad Invitada de Honor, tiene previsto iniciar sus Jornadas Profesionales el martes 28 de abril, inaugurar al público el jueves 30 y cerrar el lunes 18 de mayo. Están programados, como todos los años, más de 1.500 actos culturales.