Circuito “Mirada Benedetti” en Montevideo

Montevideo celebra este año los 100 años del nacimiento del poeta Mario Benedetti. En ocasión del aniversario, la División Turismo de la Intendencia de Montevideo presentó el circuito inteligente “Mirada Benedetti”.

“Mirada Benedetti” está disponible en el sitio web oficial de la ciudad: www.descubrimontevideo.uy, con diferentes recorridos que permitirán descubrir Montevideo a través de la visión del escritor, un relato en el que se mezclan -en distintos niveles- la obra, el autor y los sitios de la ciudad.

La propuesta tiene una versión de recorrido virtual, accesible desde cualquier lugar del mundo, y otra de recorrido presencial por la ciudad. En este segundo caso el visitante podrá seleccionar el barrio y a su vez elegir los atractivos turísticos en función del tiempo que disponga, sus intereses o según las obras preferidas de Benedetti.

Este proyecto se enmarca en el Plan de Desarrollo Turístico Inteligente de la ciudad, Montevideo: De ciudad turística a destino turístico inteligente.

El Palacio Salvo, en el Centro de Montevideo, uno de los barrios del circuito Mirada Benedetti

En cada uno de los barrios se desarrollará un “capítulo” de la mirada Benedetti. El visitante lo podrá ver en el propio lugar al que se refiere el autor utilizando su celular o una tablet. Ese capítulo será un video 360º interactivo, cuyo contenido parte del texto de una obra concreta, introducido y comentado por un narrador y dramatizado por actores en el lugar. Además el capítulo se expande con la presencia del propio Benedetti a través de entrevistas, imágenes y su voz mostradas por el narrador, y las referencias (históricas, culturales, turísticas) mediante las fichas del sitio donde se desarrolla la acción, que aparecerán haciendo click sobre la imagen.

Mario Benedetti nació en Paso de los Toros (Tacuarembó, centro de Uruguay) el 14 de septiembre de 1920, y falleció en Montevideo el 17 de mayo de 2009. Miembro de la Generación del 45, como Idea Vilariño y Juan Carlos Onetti, fue novelista, cuentista y poeta.

Y los barrios que se pueden descubrir van desde la Ciudad Vieja al Centro, Aguada, Punta Carretas o el Parque Rodó. Desfilan así por “Mirada Benedetti” el Teatro Solís, el Industrial Francisco Piria, el Mercado del Puerto, el Palacio Salvo, la Avenida 18 de Julio, el Cementerio Central, la Feria Tristán Narvaja, el Monumento a los Desaparecidos, el Palacio Legislativo, la Rambla Punta Carretas y muchos otros rincones de la ciudad real y literaria a un tiempo.

“Así no vale. Me sentí como desnudo, con esa desesperada desnudez de los sueños, cuando uno se pasea en calzoncillos por Sarandí y la gente lo festeja de vereda a vereda”

Mario Benedetti, “La Tregua”.

En cada uno de los fragmentos evocados, la lectura puede seguir, ya que un link lleva al texto de la obra respectiva de Benedetti disponible en Google Books,

“El amaba esta ciudad y la recorría mucho. Nosotros decidimos entonces, tras haber algunas mediciones en Montevideo sobre la importancia del segmento del turismo cultural, que era el momento de hacer un circuito virtual en homenaje a Benedetti: pero que al mismo tiempo conjugara las dos cosas, la promoción turística con la cultura y, en este caso, la literatura”, explicó Elizabeth Villalba, Directora de Turismo de Montevideo.

Playa de Montevideo

“El circuito es muy interesante recoge mucho de la literatura de Benedetti: cada uno de los barrios, tiene actores y una figura femenina que es Montevideo que habla y actúa con Benedetti; en otros tramos se oye la voz del propio escritor en algunos poemas; tiene videos 360, y tiene fotos del antes y el después (de la época de Mario Benedetti y del hoy), para ver cómo fue transformando el tiempo esos lugares de Montevideo que inspiraron al autor”, agregó. 

“El paseo Mirada Benedetti es extensísimo y tiene muchas historias, muchas fotos, muchos videos, muchos audios, pero es realmente interesante de conocer. Habla prácticamente de toda la obra pero además muestra Montevideo, queríamos que tuviera un impacto turístico que diera ganas de conocer esos lugares. Y a su vez que no desvirtuara en nada la obra de Mario Benedetti, que es conocido mundialmente. Queríamos respetar mucho cada detalle y creo que se logró, con ayuda de la Fundación Mario Benedetti en Uruguay, y de algunas bibliotecas en España que han hecho mucho tributo a Benedetti y que trabajan con su obra y vida. Creo que ha quedado un producto bien interesante, muy innovador para el turista también, porque tiene la oportunidad de recorrerlo en forma virtual, tranquilo, en la habitación del hotel, viendo de qué se trata todo esto, y si algo le llama la atención puede ir y conocerlo. Todo está georreferenciado”, concluyó.

El Teatro Solís

Cada tanto Ramón Budiño va a ver a la tía Olga, hermana de su madre, con quien mantiene diálogos interesantes, a veces casi monólogos de la tía. Olga vive sola, porque enviudó y además perdió a un hijo prácticamente de la misma edad de Ramón. Mario aprovecha la verborragia de la tía para mechar al Teatro Solís, que es casi como mechar a Montevideo misma en el diálogo: «…la otra tarde vino Chelita y me llevó al Solís, a la vermut, claro…» En ese mismo diálogo, la tía Olga hace un panegírico de la cortisona; aunque la cita sea en “Gracias por el fuego”, eso es tema de otro texto: «El fin de la disnea», en La muerte y otras sorpresas.

(Sobre el Teatro Solís y “Gracias por el fuego”)