Homenaje a los escritores argentinos

La Fundación El Libro, organizadora de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, que debía comenzar el próximo 30 de abril, anunció la realización de dos producciones realizadas especialmente para el Día Internacional del Libro, que se celebra el jueves 23 de abril.

Se trata, por un lado, del video publicado en Youtube que pueden ver arriba de este texto. Consiste en un homenaje a los autores argentinos, a través de una narración que propone un recorrido diverso por más de 30 títulos que aglutinan diferentes géneros, intereses y públicos.

“Creemos que en estos momentos es clave sostener y tratar de fortalecer lo propio -dice María Teresa Carbano, presidenta de la Fundación El Libro, en un comunicado difundido por la entidad-, más allá de que somos una sociedad abierta a todas las lecturas y hasta organizamos una feria internacional de gran proyección y prestigio. Pero somos y seguiremos siendo importantes en el concierto mundial en la medida en que seamos notables y fuertes en lo que nosotros mismos producimos”.

A su vez, la Fundación El Libro desarrolló una cronología del libro en la Argentina para reflexionar sobre la tradición y potencialidad de la edición nuestro país, que hoy más que nunca demanda reconocimiento y apoyo.

La línea de tiempo se puede ver en este vínculo.

“Aquí se muestra la historia del libro no como una sucesión de títulos, aunque hay algunos de ellos, sino como la construcción de una industria en la que participan la imprenta, el periódico, la editorial, la librería y la biblioteca”, comentó Oche Califa, director Institucional y Cultural de la Fundación El Libro.

La decisión de la Unesco para conmemorar el Día Internacional del Libro -concluye la Fundación El Libro- se basó en que en la misma fecha de 1616 fallecieron William Shakespeare, Miguel de Cervantes Saavedra y el Inca Garcilaso de la Vega.

Sin embargo… ¿es realmente así? A continuación reproducimos las palabras de Alfred López en el blog español Ya está el listo que todo lo sabe:

Cada 23 de abril se celebra en todo el planeta el ‘Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor’ desde que se acordó en 28ª reunión de la UNESCO, celebrada en París entre el 25 de octubre y 16 de noviembre de 1995, que así fuera. Los argumentos aportados por la organización dedicada al fomento de la Educación, la Ciencia y la Cultura, perteneciente a la ONU fue (según dicta el punto 3.18 de la resolución allí acordada) porque el 23 de abril de 1616 coincidieron los decesos de Miguel de CervantesWilliam Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega.

Pero curiosamente, el creer que en esa fecha exacta fallecieron tres de los literatos más insignes y universales tanto de la lengua española como de la inglesa, ha sido un error que se lleva cometiendo desde hace muchísimo tiempo.

Por un lado, demostrado ha quedado que Miguel de Cervantes Saavedra no murió un 23 de abril, sino el día anterior, pero durante largo tiempo figuró esa fecha debido a que por aquella época era costumbre consignar como fecha del fallecimiento la del entierro, en este caso el día después de haber expirado. Y así figura en el registro del ‘libro de difuntos’ en el archivo parroquial de la iglesia de San Sebastián en la madrileña calle de Atocha (libro 4º folio 270).

Por otra parte también nos encontramos con el reiterado error de situar el fallecimiento de William Shakespeare en el 23 de abril de 1616, pero esta es una verdad a medias, debido a que esa fecha estaba regida por el calendario juliano, utilizado por aquel entonces en Inglaterra y si tuviésemos que cuadrarlo con nuestro calendario (calendario gregoriano) resulta que el escritor inglés había fallecido once días más tarde: el 3 de mayo.

Por último nos queda el escritor de origen peruano Inca Garcilaso de la Vega de quien también se dice que falleció el 23 de abril de 1616, pero son muchos los expertos e historiadores que indican que no se puede saber la fecha exacta, debido a que existen inscripciones en el que aparece la fecha 22 de abril, otras el 23 e incluso alguna del 24, por lo que es muy difícil constatar cuál fue el día exacto (posiblemente, al igual que el caso de Cervantes, fallecido el 22 y enterrado el 23 o incluso fallecido el 23 y enterrado el 24).

De todos modos, y a pesar de no coincidir realmente las fechas, se decidió que el 23 de abril debía seguir siendo el declarado ‘Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor’ que viene celebrándose anualmente.