“Los monstruos no mueren”

En mayo de 1572 muere Pier Francesco Orsini, duque de Bomarzo: “Vibraba la frase que mi padre había escrito debajo de mi horóscopo: ‘Los monstruos no mueren’. Sí mueren, todos morimos. La inmortalidad es la voluntad de Dios; la única; un día morirán los monstruos de piedra erigidos por mí”.

Orsini fue el creador del Parque de los Monstruos -o Bosque Sagrado- de su castillo en Bomarzo, que aún existe (en las cercanías de Viterbo) e invita a un itinerario casi sobrenatural entre gigantes de piedra, casas puestas del revés, bocas de ogro de incierto interior y seres fantásticos. La visita de este parque surreal del siglo XVI, que le hizo conocer el pintor Miguel Ocampo, inspiró al escritor argentino Manuel Mujica Lainez su obra maestra Bomarzo, luego convertida en el libro de una ópera de Alberto Ginastera.