Charles Baudelaire en busca de imaginación

Cuenta González Ruano en su libro “Baudelaire” que éste, tan solitario en su lujuria, es para muchos sospechoso de virginidad. Algunos amigos reciben la confidencia desconcertante de mujeres que han conocido íntimamente a Baudelaire, que el poeta “no las usa”. A más de un indiscreto que le pregunta el motivo, él responde con frases como ésta:

“¡Ah, son muy aburridas, la de anoche tenía los senos donde la de antenoche: en el pecho, ¡Qué falta de imaginación!”.

 

(Fuente: González Ruano. Baudelaire)